Salomé Ureña


  (1850 – 1897)
Poeta y pedagoda dominicana,nació un 21 de octubre de 1850 en la ciudad de Santo Domingo.
Es considerada la figura central de la poesía lírica dominicana de mediados del siglo XIX, fue una innovadora de la educación femenina en nuestro país.
Salomé era hija de Gregoria Díaz y del también escritor Nicolás Ureña de Mendoza quien la  llevó de la mano en la lectura de los clásicos, tanto españoles como franceses. Debido a ello, la joven Salomé alcanzó una educación y formación intelectual y literaria que la llevo a codearse a la corta edad de quince años con el mundo literario de nuestro país. 
 A los veinte años se casó con el escritor, médico y abogado Francisco Henríquez y Carvajal, de esta unión nacieron cuatro hijos: Francisco, Pedro, Max y Camila Henríquez Ureña. Su tercer hijo, Pedro, llegaría a ser una de las lumbreras humanísticas más destacadas de la América Hispana en el siglo XX.
Alentada por su esposo, en 1881 instituyó en la isla el primer centro femenino de enseñanza superior, nombrado Instituto de Señoritas. A los cinco años de su iniciación, se diplomaron las primeras seis maestras normales.
Publicó sus primeros poemas a la edad de 17 años, su estilo nítido y espontáneo se manifiesta muchas veces lleno de ternura, en otras se vuelve trágico, y otras veces es viril y patriótico.
La poetisa cantó a su patria, a su panorama hermoso, a sus hijos, a su esposo, a las flores, a la isla misma.
Murió muy joven a la edad de 47 años, debido a la tuberculosis.

Por su natalicio se celebraen nuestro país el Día Nacional de los Poetas (21 de octubre).

Esta es una de las poesías de Salomé Ureña que más me gusta:


El Ave y el Nido
 

¿Por qué te asustas, ave sencilla?
¿Por qué tus ojos fijas en mí?
Yo no pretendo, pobre avecilla,
llevar tu nido lejos de aquí.

Aquí, en el hueco de piedra dura,
tranquila y sola te vi al pasar,
y traigo flores de la llanura
para que adornes tu libre hogar.

Pero me miras y te estremeces,
y el ala bates con inquietud,
y te adelantas, resuelta, a veces,
con amorosa solicitud.

Porque no sabes hasta qué grado
yo la inocencia sé respetar,
que es, para el alma tierna, sagrado
de tus amores el libre hogar.

¡Pobre avecilla!  Vuelve a tu nido
mientras del prado me alejo yo;
en él mi mano lecho mullido
de hojas y flores te preparó.

Mas si tu tierna prole futura
en duro lecho miro al pasar,
con flores y hojas de la llanura
deja que adorne tu libre hogar.

Los Libros, sus partes y tipos...

La Independencia Dominicana

Basurilandia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Starry Starry Night Homenaje a Van Gogh

Gracias por tu visita!

Gracias por tu visita!
"Defender la alegría como un principio... defender la alegría como una bandera... defender la alegría como un destino... defender la alegría como una certeza... defender la alegría como un derecho" Mario Benedetti

°°

°°
Muchos de los enlaces y archivos que se encuentran en este blog están alojados en Internet, solo les indicamos donde localizarlos. Este blog no tiene responsabilidad alguna sobre los archivos que los usuarios bajen ni en como los utilizan.